Lydia Lunch en concierto con Lazlo y Nina

Un material que nos dolió dejarlo fuera del corte final. Un sacrificio casi insoportable que nos costó lágrimas en la sala de montaje. Es terrrible como la lógica interna de una narración concebida sin guión previo, puede joderte el humor durante semanas. Tanto como fascinante aprender a respetarla, a negociar con ella, con la criatura que va surgiendo sin haber establecido un solo pacto previo, más allá del discurso político que consensuamos con Lazlo al comenzar este experimento.
Ahí va lo que quedó en una de las provetas, oro alquímico para quienes adoramos a Lydia Lunch, y no somos pocos.
Hang it on your wall, share the link, compartidlo, habrá más, prometido.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario